621 228 943 (solicitud de cita vía WhatsApp) 91 561 72 18

cdbarrantes@consultadermatologia.es

Horario: 9:30 a 19:30

DERMATITIS ATÓPICA

Se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel de carácter crónico que cursa en brotes recidivantes. La piel atópica está ‘estructuralmente’ mal formada, no puede hacer su adecuada función barrera y además presenta alteraciones inmunológicas.

Esto ocasiona un picor intenso que termina llevando al paciente a rascarse, y con ello se origina a su vez un proceso de respuesta inflamatoria denominado eccema, que clínicamente se presenta como placas o áreas de piel enrojecida y descamada, áspera al tacto.

Afecta mayoritariamente a niños, manifestándose generalmente en el primer año de vida y mejorando progresivamente, siendo habitual su desaparición al llegar a la adolescencia.

Se desconoce lo que provoca esta patología, aunque sí se sabe que hay un componente hereditario muy importante. Es habitual que los niños atópicos tengan antecedentes personales o familiares de dermatitis atópica, rinitis alérgica o asma. En general, influyen factores genéticos, alteraciones inmunológicas y trastornos de la función de barrera cutánea. No es una enfermedad contagiosa y no puede transmitirse por contacto.

En cuanto al tratamiento, debemos enfocarlo médicamente en el brote agudo para controlar el eccema, sino que entre brotes debemos intentar controlar el picor y el rascado mediante cuidados locales de la piel, evitando ciertos desencadenantes conocidos.