Se trata de un dispositivo médico formado por un mango y un rodillo con terminaciones en agujas de distintos calibres y profundidad, que se debe deslizar sobre la piel dañada previamente anestesiada (con anestesia local en crema).
Indicado en envejecimiento cutáneo (arrugas, falta de luminosidad, retracciones) acné, estrias.
Provoca una estimulación y neoformación del colageno por medios mecánicos.
También está indicado en la caida de cabello por su facilitación en la administración en profundidad de sustancias regenerativas y estimulantes del pelo