Es el tratamiento dermocosmético aconsejado para tratar lesiones residuales de acné,  envejecimiento cutáneo y fotoenvejecimiento.
Básicamente consisten en la aplicación de acido glicólico  u otros alfa hidroxiácidos (AHAs) a altas concentraciones sobre la  piel,
Dependiendo de la lesión a tratar, se suelen asociar otro tipo de sustancias que potencian  la acción del los AHAs.
La palabra peeling, significa exfoliar-pelar, utilizándose este término para todos los tratamientos de este tipo, ya que es una de las acciones que se producen inicialmente en mayor o menor intensidad, aunque no sea la acción principal.