shutterstock_171540299Existen diversas lesiones vasculares susceptibles de ser tratadas con láser de colorante pulsado o láser vascular, cuyo cromóforo, la diana que va a absorber la energía lumínica del láser, es el color rojo (la hemoglobina oxidada).
Se pueden tratar con este tipo de láser lesiones puntiformes solitarias como arañas vasculares o puntos rubíes, pero también áreas de telangiectasias más difusas o patologías cutáneas con aumento de componente vascular (cuperosis, poiquilodermia, malformaciones capilares…)